Aprendices de siervos

No son contratos, no. Les llaman "acuerdos con personas jóvenes para realizar prácticas de carácter no laboral". El colmo de la precariedad. Esta modalidad de servidumbre moderna por unos garbanzos entró en vigor, con alevosía y nocturnidad, desde el 19 de noviembre. Características. Remuneración no salarial de 426 €, y ningún derecho: ni paro, ni vacaciones, ni indemnización, ni jornada máxima, etc.

Así, a la chita callando y sin estridencias, gracias al gobierno "socialista" saliente, volvemos a los tiempos del esclavismo o el feudalismo. En el blog de laboro-spain realizan una acertada interpretación de la letra del RD 1543/2011.