Huelga indefinida en Alábega

La Junta de Comunidades y ASER Albacete llevan al límite a las trabajadoras de la Residencia de Mayores

CNT Albacete se ha hecho eco y viene participando en el desarrollo de este conflicto desde que, tanto la JCCM como la empresa ASER Albacete, adjudicataria de la gestión de la residencia de mayores Alábega, resolvieron poner a prueba la paciencia y la dignidad de los alrededor de 100 trabajadores que desarrollan este importante servicio social en Albacete.

Como hemos difundido en diferentes notas de prensa, en Agosto del año pasado se les retrasaba el pago de los salarios de Junio y Julio, retraso que volvió a producirse con el salario de Septiembre. Lejos de resolverse de forma definitiva la situación se ha venido repitiendo reiteradamente dejando de manifiesto la irresponsabilidad de los dos gobiernos en la Junta y de la empresa con los empleados, así como con el servicio de atención a los mayores.

A día de hoy, las trabajadoras de la residencia llevan sin cobrar desde la mitad de Octubre pasado y tras soportar multitud de excusas, mentiras y humillaciones, han decidido en asamblea de trabajadores ir a la huelga indefinida, medida de presión que ha demostrado ser eficaz en otras empresas con un conflicto similar al que les ocupa.

La gota que ha colmado la paciencia de los trabajadores ha sido la oferta, por parte de la empresa, de firmar un acuerdo unilateral por el que se les pagaría cada mes sólo medios sueldos de lo adeudado hasta Abril, mes en el que, de forma extraoficial, suponen que el Gobierno Central inyectará dinero hacia las Comunidades Autónomas para afrontar sus deudas. En caso de que este dinero no se desbloqueara no se comprometen a nada concreto, siendo posible incluso el abandono del servicio por parte de la empresa.

Sabemos que tanto la Junta como la empresa disponen de recursos para, como mínimo, garantizar el pago de las deudas y el mantenimiento del servicio en la residencia sin la necesidad de provocar, irresponsablemente, situaciones de tensión social menospreciando la dignidad de los trabajadores, más cuando han propuesto finalmente pagar sólo a los trabajadores que firmen el citado acuerdo, en una clara maniobra de chantaje y tratamiento discriminatorio entre los trabajadores.

Las empleadas en asamblea decidieron no firmar el humillante acuerdo que trataban de imponerles, razón por la que la empresa, a modo de pataleta prepotente, ha decidido no pagar ni siquiera las migajas que ofrecía.

Como conclusión lógica y digna, las trabajadoras irán a la huelga indefinida a partir del 27 de febrero para defenderse de los ataques de la patronal, CNT Albacete se adhiere a esta huelga.

Secretaría de Acción Sindical, CNT Albacete 15/02/2012