NO AL ABANDONO DEL SOSTENIMIENTO DE LAS BIBLIOTECAS PÚBLICAS


Desde CNT denunciamos la precaria situación en que se encuentran los centros pertenecientes a la Red de Bibliotecas públicas de Castilla La Mancha. En especial queremos señalar la lamentable postura de la Junta al respecto en dos vertientes:
-Las 5 bibliotecas de titularidad de la Junta que se quedarán sin actividades propias ni adquisiciones bibliográficas un año más. Tampoco olvidamos los despidos de interinos acometidos en 2012.
-Por otra parte, señalamos especialmente el incumplimiento por la Junta de su propia Ley, la CLM 3/2011 en su artículo 31 y en la disposición transitoria única, al abandonar por completo el sostenimiento económico de la Red de bibliotecas, con la burda excusa de una falsa "insuficiencia presupuestaria".
Recordemos que los capítulos presupuestarios son cocinados a su capricho, así y por poner sólo un ejemplo, podemos citar la última subida del 170% destinada para altos cargos. Esto en un contexto donde se ha amputado el 80% del presupuesto autonómico en la partida correspondiente a Cultura en los últimos 4 años. 
Al mismo tiempo, unimos nuestra voz a los compañeros trabajadores del programa de Artes Escénicas que vienen sufriendo las consecuencias de los impagos de la Consejería de Educación, Deportes y Cultura.
En cuanto al resto de instituciones, no consta que las cinco Diputaciones, co-responsables del sostenimiento de la Red de bibliotecas según lo estipula la mencionada Ley, vayan tampoco a implicarse en sus obligaciones.
Por si fuera poco, hemos de lidiar a diario con los casos de algunas corporaciones municipales gobernadas por caciques y mentecatos que no sólo menosprecian el servicio socio-cultural esencial como el bibliotecario, sino que tienen al personal municipal contratado en condiciones laborales lamentables.
Como remate, la Ley de la administración local que se está pergeñando a nivel estatal, entre sus varias consecuencias aumentará el riesgo de desaparición de bibliotecas en municipios menores de 5.000 habitantes.
Entendemos que esta situación es consecuencia de un sistema parlamentario en el que los trabajadores no son los que deciden sobre su propio trabajo, independientemente de que el control del mismo sea público o privado.
Ante este panorama, instamos por una lado al colectivo de trabajadores de las bibliotecas públicas, y por otra a usuarios y población en general, a movilizarse y denunciar el atropello que representa el que se provoque la desaparición de cientos de bibliotecas y de puestos de trabajo.



Sindicato de Oficios Varios de Albacete
Confederación Nacional del Trabajo-AIT