[Crónica] La solidaridad anarcosindicalista se extiende contra El Corte Inglés


El Sindicato de Oficios Varios de Albacete de la CNT-AIT tomó la decisión de secundar la campaña de solidaridad con los compañeros detenidos en Barcelona durante el paro general del día 29 de marzo en 2012. Durante aquella jornada de lucha, detuvieron a dos compañeros en Barcelona, uno de ellos afiliado a CNT-AIT Barcelona que, a día de hoy, se encuentran pendientes de que tan funesto juicio se celebre, donde El Corte Inglés participa como acusación exigiendo a los compañeros detenidos una indemnización en concepto de responsabilidad civil de 8.500 euros por daños y perjuicios, y 5 años de prisión.

Como respuesta, CNT-AIT Barcelona y Acció Llibertaria de Sants abrieron una campaña contra El Corte Inglés que llevaría por nombre La Huelga que queremos, de la que nos hacemos eco en Albacete.

Nuestro sindicato, reconociendo la necesidad de que nuestros principios anarcosindicalistas de apoyo mutuo y solidaridad sean la expresión genuina de la organización de la clase trabajadora, decidimos organizar varias acciones en la capital de nuestra provincia en algunos de los días con más afluencia de población en El Corte Inglés para difundir la situación de nuestros compañeros.

No nos fue fácil, ya que en un principio teniamos programada una concentración el 19 de Diciembre que no nos fue autorizada por  la Junta Electoral Provincial (JEP), alegando que era jornada de reflexión, sin embargo la concentración propuesta tenía un carácter sindical y no político, por lo que una vez más se demuestra como usan sus leyes de manera arbritaria y sin más explicaciones. Finalmente se realizaron dos concentraciones, una el 23 de Diciembre y otra el 9 de Enero.

Ambas acciones consistieron en piquetes a las puertas de El Corte Inglés donde se repartieron alrededor de 2.000 panfletos a los transeúntes, cosa que puso en tensión a todas las encargadas y jefes del edificio, así como a seguridad privada y policía, que en numerosas ocasiones sus esfuerzos por que nuestros compañeros se disolviesen, multiplicó la eficacia de nuestra acción, multiplicándose los gritos de solidaridad con los compañeros y contra la empresa, que inesperadamente vio como sus estériles esfuerzos por acabar con nuestra protesta, en connivencia con la policía, se derrumbaban sin sentido sobre ellos mismos. Durante más de dos horas, nos mantuvimos firmes pese al frío, informando a la población de la situación de los compañeros represaliados, infundiendo a la clase trabajadora en general la necesidad existente de organizarse en base al apoyo mutuo y a la acción directa entre los trabajadores en la lucha contra el Estado y el capitalismo, consiguiendo en varias ocasiones que la gente se solidarizara con la lucha y rechazaran conscientemente entrar a comprar en el establecimiento.

 

Nuestro sindicato, denunció también a los sindicatos FASGA y FETICO, como Empresas de Servicios Sindicales que defienden a la patronal y son apoyados por ella, para evitar la entrada de sindicatos combativos entre los trabajadores y trabajadoras.

Las últimas noticias de los compañeros de Barcelona se presentaban más aciagas para nuestra lucha, el aplazamiento del juicio supondría un respiro para todos los luchadores por la libertad con el fin de poder coordinar e intensificar la campaña de denuncia contra El Corte Inglés, para que se retire por fin como acusación en el proceso, rechazando con ello a exigir la indemnización en concepto de responsabilidad civil a los compañeros.

Informamos también que varias personas afiliadas a CNT Barcelona han sido detenidas durante las jornadas de solidaridad con los compañeros, afirmándonos en nuestro compromiso de apoyo mutuo y solidaridad con ellos. Por otra parte, también eramos conscientes de que las compañeras y compañeros de la regional realizaban a la misma hora, en la que nuestro sindicato reunía nuestros esfuerzos, una acción solidaria junto a otros compañeros de otros sindicatos en Castellón.