La lucha de la CNT-AIT contra Culset S.L., le hace pagar caro.

Una de las dedicatorias a Antonio Aroca y a su empresa Culset S.L.
   Ha pasado ya una semana desde que iniciamos algunas acciones coordinadas para presionar a Culset S.L. con el fin de que se resuelva la situación de impagos a sus trabajadores.
   Entre ellos, nuestro compañero no ha recibido un solo euro desde que comenzó la lucha, según su jefe, por haber elegido el camino equivocado. La empresa le adeuda el mes de agosto, septiembre, octubre y noviembre, además, de horas extras, vacaciones, e indemnización por despido improcedente.
   Este explotador que lleva meses sin pagar a sus trabajadores, pagándoles solamente migajas y arrastrando deudas de miles de euros con ellos, cree que puede mantener un pulso contra nuestro sindicato, que representa la solidaridad y la lucha de los trabajadores allí donde la militancia obrera abraza los principios del anarcosindicalismo.
   Esta realidad golpéa directamente contra él. El resultado de la campaña de envío de correos electrónicos a sus empresas clientes y la acción llevada a cabo por los compañeros de Barcelona, acabó con un camión retirando las cajas de Casa Ametller, una de sus empresas clientes, en la nave de la fábrica.
    Ahora se puede decir que Culset S.L. ha perdido un cliente mediante la acción directa y la presión contra las empresas que colaboran y venden sus productos. De nuevo se hace visible la solidaridad y la acción directa de los trabajadores contra las empresas explotadoras.
   Otra vez más, el sindicato ha iniciado una nueva campaña de propaganda en Casas de Haro para difundir el conflicto y recordarle a todos los explotadores que hoy, por este conflicto, se encuentran representados en la persona de Antonio Aroca, de que la lucha de los trabajadores no es algo fruto del capricho de algunos, sino que es la consecuencia de una necesidad íntimamente relacionada con nuestra dignidad obrera. Volveremos a repetir alto y claro: ¡Culset SL, Antonio Aroca, paga lo que debes!

Otra dedicatoria a Antonio Aroca en Casas de Haro (Cuenca).